Skip Navigation
medication-assisted treatment for substance use disorders

Follow Directions - How To Use Methadone Safely

Follow Directions - How To Use Methadone Safely

Pages in this section:

Siga direcciones
Cómo Utilizar la Metadona de una Manera Segura

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.
Administración de Salud Mental y Abuso de Substancias
Administración de Drogas y Alimentos

Metadona

Por décadas, la metadona se ha usado como tratamiento para individuos que sufren de adicción o dependencia a la heroína, o a medicamentos narcóticos para aliviar el dolor. El uso de la metadona como analgésico está creciendo debido a sus propiedades de larga duración y a su bajo costo.

La metadona es segura y efectiva cuando se toma de la manera recetada. Sin embargo, todos los medicamentos tienen riesgos. Los pacientes y los proveedores de la salud necesitan comprender la potencia y los efectos físicos de la metadona y así obtener los mejores resultados.

Un Camino Comprobado Hacia el Alivio — Si se Mantiene Atención en el Camino

Ya sea conocida como dolofina, metadosa o por su nombre genérico, la metadona ha ofrecido alivio a millones de pacientes. La metadona funciona cambiando la manera en que el cerebro y el sistema nervioso responden al dolor. También es utilizada en programas de desintoxicación y tratamiento de drogas para disminuir los síntomas de abstinencia y para bloquear los efectos de los opioides. La metadona permite que individuos se recuperen de su adicción y puedan volver a tener vidas activas y productivas.

Los pacientes que reciben tratamiento para aliviar el dolor generalmente reciben una receta médica de sus doctores y toman el medicamento en su casa. Los pacientes que toman metadona para la adicción reciben sus dosis en sitios con programas acreditados y bajo supervisión. Después de un periodo de estabilidad, estos pacientes reciben metadona para llevar a su casa y tomarla entre sus visitas al programa. En todos los casos, la metadona puede ser peligrosa si no se toma de la manera correcta.

Los Peligros de la Sobredosis

El alivio que resulta de una dosis de metadona dura aproximadamente, de cuatro a ocho horas. Pero hay diferencias grandes en la forma en que cada paciente reacciona a la metadona. Aún después de que el dolor disminuye, la metadona permanece en el cuerpo por mucho más tiempo. El tomar más metadona para aliviar el dolor puede causar una sobredosis involuntaria.

Cómo Navegar los Riesgos: Aquí Tiene dos Pasos Sencillos

1. Tome la metadona exactamente como es recetada

Por precaución, las personas deben tomar solo la dosis recetada y a las horas recetadas. La metadona puede alcanzar un nivel tóxico en el cuerpo si se toma muy seguido, si la dosis es demasiado alta, o si se toma con otros medicamentos o suplementos.

2. Aprenda — y comparta —  su historial de salud completo

La gente que toma metadona necesita mencionar todos los demás medicamentos que están tomando a los profesionales de la salud. Hay muchos medicamentos que pueden causar reacciones con la metadona:

  • Sea especialmente cuidadoso con medicamentos que le causen sueño como ciertos medicamentos para aliviar el dolor, medicamentos antidepresivos, pastillas para dormir, medicamentos para la ansiedad, antihistamínicos o tranquilizantes.
  • Tenga también cuidado con los diuréticos, antibióticos, medicamentos para el corazón o para la presión alta, medicamentos para el VIH o inhibidores de monoamino oxidasa (MAO por sus siglas en inglés). Éstos afectan su metabolismo.
  • Si está tomando medicamentos que pueden causar interrupciones en el latido de su corazón (condición conocida como arritmia), debe tener mucho cuidado al tomar metadona.
  • Aún si un medicamento no se encuentra en esta lista, puede ser peligroso si se toma junto con la metadona.

Las personas de la tercera edad o con condiciones debilitantes pueden ser más sensibles a los efectos de la metadona. Para evitar peligro, toda persona debe informar a los profesionales de la salud acerca de cualquier enfermedad o condición que tenga. La siguiente lista incluye información que los doctores deben saber acerca de usted:

  • Historial de adicción a drogas o alcohol
  • Embarazo y periodo de lactancia (actual y planeado)
  • Trastornos convulsivos tales como la epilepsia
  • Condiciones cardiacas tales como la presión alta o baja o síndrome de QT largo (latido de corazón rápido)
  • Problemas de respiración tales como asma, síndrome de apnea o enfermedad pulmonar obstructiva crónica
  • Problemas de salud mental
  • Historia de lesión en la cabeza o tumor cerebral
  • Otras condiciones tales como enfermedad del hígado o riñones, tiroides hipoactiva, curvatura de la columna vertebral, enfermedad de la vesícula biliar, condiciones de la glándula adrenal como la enfermedad de Addison, crecimiento de la próstata y problemas para orinar.

Usando Metadona: Evada el Peligro

¿Qué pueden hacer los pacientes para protegerse?

  • La metadona puede ser adictiva. Los pacientes deben tener cuidado de no abusar de su uso.
  • Nunca use más metadona de la cantidad recetada.
  • Si olvida tomar una de sus dosis o siente que no está funcionando, no tome una dosis extra. Pacientes que toman metadona para el alivio del dolor, deben tomar solamente la dosis recomendada a la hora recomendada. Pacientes que toman metadona como parte de su terapia para adicción a la heroína, deben contactar a su clínica para obtener instrucciones.
  • Nadie debe tomar metadona a menos que sea recetada
  • Sea especialmente cuidadoso si está tomando metadona por primera vez.

Cuando Tome Metadona:

  • No consuma alcohol o medicamentos que contengan alcohol.
  • Tenga cuidado cuando esté manejando, operando máquinas para uso industrial o cuando esté haciendo algo que requiera que esté alerta. La metadona, como muchos otros medicamentos, puede causar que sus reacciones y aptitud mental sean más lentas, y puede también causar que se sienta adormecido.
  • Guarde la metadona en un lugar frío y fresco, lejos de la luz y el calor.
  • Siempre tome metadona en la forma y dosis exacta en que ha sido recetada.
  • Tome las medidas necesarias para prevenir que sus niños tomen metadona accidentalmente.
  • Nunca comparta la metadona con otros aún cuando éstos tengan síntomas similares o sufran de la misma condición ya que esto puede ser peligroso.
  • Deshágase de la metadona que no utilice vertiéndola por el inodoro.

Dejar de tomar metadona repentinamente puede ser peligroso. Los pacientes deben conversar con sus doctores primero. Los profesionales de la salud pueden crear un plan para reducir gradualmente el medicamento y minimizar los síntomas de abandono.

Tome los Efectos Secundarios Seriamente

Algunos de los efectos secundarios son emergencias. Los pacientes deben dejar de tomar metadona — y deben contactar a un doctor o servicio de emergencia inmediatamente — si es que:

  • Tienen dificultad al respirar
  • Se sienten mareados o sienten que se van a desmayar
  • Notan que tienen brotes o ronchas corporales, o hinchazón en su cara, labios, lengua o garganta
  • Sienten dolor de pecho
  • Sienten latidos de corazón rápidos o fuertes
  • Tienen alucinaciones o se sienten confundidos

Asegúrese que su familia y las personas que viven en su casa sepan los síntomas a los cuales deben prestar atención, especialmente signos de dificultad al respirar o ronquidos fuertes.

Hay otros efectos secundarios que no amenazan su vida pero pueden ser razones para preocuparse. Los pacientes deben hablar con profesionales de la salud si tienen: nausea severa o persistente, vómito, estreñimiento, pérdida de apetito, aumento de peso, dolor de estómago, sudoración, cambios de estado de ánimo, problemas de la vista, piel enrojecida o ruborizada, problemas para dormir, deseo o habilidad sexual reducido o menstruación irregular.

¿Se siente perdido? Aquí tiene ayuda

Los pacientes que desarrollan un problema con la metadona o tienen preguntas deben hablar con un doctor o contactar al 1-800-662-4357.

También pueden encontrar información útil en los siguientes sitios web:

Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU.
http://www.hhs.gov

Administración de Salud Mental y Abuso de Substancias
http://www.samhsa.gov

Centro para el Tratamiento del Abuso de Sustancias (CSAT por sus siglas en inglés)
http://www.csat.samhsa.gov

División de Terapias Farmacológicas de CSAT
http://www.dpt.samhsa.gov/methadonesafety

Administración de Drogas y Alimentos
http://www.fda.gov

 
Note to users of screen readers and other assistive technologies: Please report your problems
to us at otp-extranet@opioid.samhsa.gov.
link to the Substance Abuse & Mental Health Services Administration division of pharmacologic therapies logo